Verdadero y falso self, primera parte

D. W. Winnicott diferencia entre un self (sí-mismo) verdadero y un self falso.El verdadero self surge como consecuencia de la devoción hacia su hijo, por parte de una madre “suficientemente buena”; en esencia, de él surgen los gestos espontáneos y las ideas personales. Sólo el self verdadero es capaz de crear y de ser percibido como real. El self verdadero emana de la vida misma. 

El falso self, en cambio, tiene la función defensiva de ocultar y proteger al verdadero. Se ocupa de buscar las condiciones que le permitan al self verdadero apropiarse de lo que le interesa. Se edifica sobre identificaciones. En los casos “sanos”, es toda la organización cortés y bien educada (adaptada) que permite vivir en sociedad, renunciando en cierta medida al proceso primario. Así se puede ganar un lugar en la sociedad, lo que jamás podría lograrse (ni mantenerse) sólo con el self verdadero.
En los casos patológicos, el falso self reemplaza al verdadero y le permite a éste una suerte de vida secreta, es decir, la preservación del individuo a pesar de condiciones ambientales desfavorables.
La madre que no es suficientemente buena es incapaz de cumplir con la omnipotencia del pequeño; deja de responder al gesto de este, y en su lugar coloca el propio gesto. El niño reacciona atacando o sometiéndose, con lo que se consolida la primera fase del falso self, resultado de la incapacidad materna para interpretar las necesidades del pequeño. Por medio de este self falso, el niño construye un juego de relaciones falsas, e incluso llega a producir una ficción, de tal manera que, al crecer, se convierte en una especie de copia de la madre o tutor.
Con el tiempo, el niño va desarrollando una habilidad para someterse sin exponerse, para comprometerse sin arriesgar.
Solamente el verdadero self puede ser creativo y sentirse real. Muy cerca de la idea de ello propuesta por Freud en su segunda tópica, y originado en el funcionamiento de lo somático, para Winnicott el verdadero self es el corazón instintivo de la personalidad, la capacidad de cada infante para reconocer y representar sus genuinas necesidades. Aparece espontáneamente y se relaciona con el sentido de la integridad y de la continuidad.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Por favor califique la nota:
Rating: 3.0/5 (1 vote cast)
Verdadero y falso self, primera parte, 3.0 out of 5 based on 1 rating