¿Qué es la alexitimia?

Etimológicamente, “alexitimia” viene del griego y significa “falta de palabras para los afectos”. El concepto se refiere, precisamente, a la incapacidad de expresar los afectos mediante palabras.Es un desorden de origen neurológico que consiste en la imposibilidad práctica, para un sujeto, de identificar sus emociones propias y darles expresión verbal. Fue caracterizada en la década del setenta por Sifneos y Nemiah, quienes observaron, en pacientes psicosomáticos, una dificultad para expresar sus estados afectivos con palabras, así como para diferenciar entre sensaciones corporales y afectos. Descrita con mayor amplitud, la alexitimia implica una cadena de síntomas: fantasía pobre, dificultades del material asociativo para descubrir emociones vinculadas con conflictos psíquicos interiores, incapacidad para encontrar las palabras adecuadas a fin de describir sentimientos y afectos, debilidad en la estructura del yo, alteración precoz de la relación materno-infantil, antecedentes de acting out, ausencia real (o en la estructura del aparato psíquico) de la figura paterna. Al parecer, se trata de un trastorno bastante extendido: afecta a una de cada siete personas. Y se manifiesta en el 85% de las que sufren trastornos del espectro autista. Los neurólogos han observado anomalías en una zona cerebral cuya función sería vincular las emociones con la zona que toma conocimiento de estas emociones, las analiza y las formula verbalmente. La alexitimia se caracterizaría, entonces, por una deficiente “mentalización” de las emociones. También, quienes padecen alexitimia muestran agresividad hacia el entorno y hacia ellos mismos porque, al no poder verbalizar sus sentimientos, tienen la tendencia a sentirse inútiles y frustrados. Seguramente las causas deben buscarse en los primeros años de vida. El niño pequeño enfrenta el mundo de las emociones por medio de su cuerpo. Los padres desempeñan un rol importante en la evolución hacia el estadio en que el niño puede canalizar con palabras las sensaciones físicas. Si, por alguna razón (depresión, personalidad frágil, inestabilidad emocional o la misma alexitimia), no le aportan bastantes indicaciones verbales sobre las emociones que experimenta, puede hallarse falto de palabras, como reflejo de la pobreza en la identificación de sus sentimientos.



por Jorge Grippo

Artículos relacionados

Coméntalo en tu Facebook




Asistencia psicológica en Barrio Norte
NIÑOS ADOLESCENTES ADULTOS
Solicitar entrevista de admisión: asistenciapsicologica187@gmail.com
Tel: +5411-4951-5815



Regálate un libro: selección mente, cuerpo y espiritualidad